27 de Julio - Día Interncional del Perro Callejero

    Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando en este sitio, estás acordando con nuestro uso de cookies. Más información

    • 27 de Julio - Día Interncional del Perro Callejero

      Día Mundial del Perro Callejero: Una fecha para la adopción responsable.

      El Día del Perro Callejero se celebra cada 27 de Julio, para frenar el abandono de animales y reivindicar más protección y cuidado para los canes sin hogar. Las protectoras de animales aprovechan este día para hacer un llamamiento a la responsabilidad de los dueños y a las administraciones públicas, por la necesidad de su acción para educar a la ciudadanía en el respeto hacia los seres vivos.

      Pensemos por un minuto, de nuestro tiempo, mientras nos tomamos el café de la mañana o vemos el telediario, en todos los perros abandonados, sin "dueño" ni destino cierto. Pensemos en esos perros sin nombre, anónimos y ajenos. En los perros vagabundos de mirada perdida, en los apaleados, en los hambrientos, en los enfermos que sobreviven porque su instinto es vida. Pensemos en todos ellos se creó "el Día Internacional del Perro Callejero".

      El creador de este día es Ignacio Gac, estudiante de periodismo chileno, quien propuso: "Todos los humanos y ni tan humanos salgan en forma independiente a las calles, cada 27 de julio con alimentos para perros con lo que puedan o quieran. Para que los pobres perros puedan tener algo que puedan comer algo y no morirse de hambre ni de frío".

      El perro callejero existe por culpa y causa de un humano irresponsable, por eso este día más que para celebrar es para tomar conciencia de la importancia de una "TENENCIA RESPONSABLE" del propio animal, ya que si está cuestión estuviese bien inculcada en nuestra sociedad no existirían tantos animales en situación de estar en la calle.


      La anterior fotografía, busca crear conciencia entre la población (No sólo de la méxicana a ser una obra de esa región), y fue creada en honor a "Peluso", un pero sordo que vivió toda su vida en la calle, y en su vejez fue adoptado por la asociación "Milagros caninos (AFP)"


      Además, no sólo adoptando a un perro de la calle, se puede contribuir, si no, aportando dinero a diversas asociaciones para el cuidado de los canes, así como, ofrecr su domicilio como casa temporal del propio animal, hasta encontrar un hogar diferente y definitivo.
      No, porque un perro, tenga 4, 5 o 6 años, deja ser un mal perro en similitud a un cachorro, sólo buscan un compañero fiel al que seguir.

      Buen inicio de semana.


      El viento de la flor está agitado, el dios de las flores llora. El viento del cielo está agitado, el demonio del cielo ríe.